mesiguen~

lunes, 6 de diciembre de 2010

Estabas demasiado cerca.

Estaba demasiado alto, muy arriba, más allá de las nubes... Y de repente, en un abrir y cerrar de ojos, estoy abajo, pegada al suelo, lo más bajo posible. Aún me estoy recuperando del golpe, aún estoy tirada en el suelo viendo como miles de pies con zapatos pasan y pasan sin detenerse. Son las personas que ya aprendieron a olvidar los malos momentos, son personas que corren hacia la felicidad. Yo aún no lo hice.
Te quiero demasiado, no puedo olvidarme de ti, no puedo. Tú me enseñaste tantas cosas... contigo aprendí más cosas de las que me enseñaste. ¿Y de qué sirvió? De nada... ahora lloro desconsoladamente, tengo escalofríos y unas ganas de vomitar enormes. Siento que no te tengo a mi lado... Pero sé que no puedo hacer nada. Ya hize todo lo que pude para que tú me quisieras y como una inútil, no conseguí nada. Al principio me querías, me amabas, me adorabas... A medida que fue pasando el tiempo me fuiste queriendo cada vez menos.
Y ahora, que descubrí que no me quieres, que me voy, me alejo, con dolor porque te quiero, pero me alejo, vienes y me dices que no quieres perderme. ¿Pero cómo? Solo quieres poder hablar conmigo todos los días, solo quieres poder tenerme de amiga. Y yo, yo no puedo tenerte solo de amigo, yo quiero poder besarte, acariciarte y decirte te quiero cada noche al irme a dormir.
Entonces sólo me queda decirte que me recuerdes todos los días 10 de todos los meses y que te acuerdes de mí los días lluviosos, al igual que yo me acordaré de ti.
Y jamás, pero jamás olvides la textura de mis labios, quizás algún día encuentres algunos parecidos.

1 comentario:

ariima dijo...

Tu blog se saleee!!!
puff me encantaaa enserio :D
tee sigoo!^^
sii quieres pasarte por el miio:
http://forgiivenessandlovee.blogspot.com/