mesiguen~

lunes, 31 de enero de 2011

oh my god!

¿Mi razón de existir?
Alegría embotellada

domingo, 30 de enero de 2011

Premio (:

Bueno, en primer lugar agradecer a quién me lo cedió, ¡su blog es espectacular!
http://takeyoursweetime.blogspot.com/
Muchas gracias :)
Las reglas son:
+ Pasarlo a 10 blogs que te gusten.
+ Poner las reglas.


Y bien, paso el premio a los siguientes 10 blogs:

¡Gracias de nuevo y muchos besos!

jueves, 27 de enero de 2011

Ahora no eres más que un desconocido.

Pasaron ya 5 meses, desde que empecé a enamorarme de ti. Ahora no podría decir lo que siento, estás en mi mente como quien no quiere estarlo, y sé que es porque yo ya no soy ni un recuerdo bonito para ti. Nunca dejaste de ser especial, nadie ha sido capaz de hacerme sentir como tú me has echo sentir, y dentro de mí sé que tampoco nadie a sido capaz de hacerte sentir como yo te e echo sentir.
El caso es que te sigo queriendo, pero no me dejo quererte. He llorado por ti, sí. Nunca voy a negar eso, pues no me arrepiento de haberlo echo. Cada lágrima derramada por ti te la has ganado, porque a su misma vez me has echo sentirme la persona más feliz del mundo.
Noto que te alejas, noto que ya estás muy lejos. Eso me incomoda, hace que me falte algo, hace que me faltes tú.

sábado, 22 de enero de 2011

Por estar ahí cuando más lo necesito.




Simplemente gracias.

¿Por qué te creí?

+ ¿Te acuerdas cuándo me dijiste que nunca me harías daño?
- Sí, claro que me acuerdo.
+ Ahora lloro al pensar en ello.

miércoles, 19 de enero de 2011

lunes, 17 de enero de 2011

Sin saber nada, sé demasiado.

Lo paso mal, lo paso bien, quiero morirme, quiero vivir, quiero sentir, quiero dejar de sentir, quiero besarle, quiero pegarle, quiero odiarle, quiero amarlenunca, sé exactamente lo que quiero.

viernes, 14 de enero de 2011

Miénteme.

Dime que me quieres, que quieres estar conmigo.
Dime que nunca te irás, dime que siempre serás más que mi amigo.
Dime que soy libre, que siempre podré hacer lo que quiera.
Dime que puedo besarte sin que haya problema.
Dime que no tengo por qué arrepentirme, que no importa el pasado.
Dime que me olvidaré de lo malo, que todos esos horribles recuerdos se irán de mi lado.
Dime que no puedo equivocarme, que soy perfecta.
Dime que no me mientes, que todo lo que dices es cierto.
Dime que no hay muerte, que todo lo he imaginado.
Dime que el dolor es una sensación inexistente, que todo está en mi cabeza.
Dime que no hay hambre, que no hay pobreza.
Dime que no terminará nada, que siempre perdurará todo.
Dime que no hay maltratos, que son todos malos cuentos.
Dime que no hay fuego, que no hay nada que destruya las cosas.
Dime que no hay elemento alguno que termine con la vida.
Dime que soy inmortal.
Dime que el mundo es perfecto, que no hay errores.
Dime que la gente sale a la calle a hacer el amor y se esconden para hacer la guerra.
Dime que hay lluvia, sol, nieve, donde más se necesita.
Dime que verdaderamente hay algo ahí arriba.
Dímelo todo, aunque ya sepa que es mentira.

miércoles, 12 de enero de 2011

Peor que el chocolate.

Amé, amo, amaré. Amé, amo, amaré. Amé, amo, amaré. Y nunca dejaré de repetirlo. Amar a alguien, a algo, a lo que sea, es una obsesión, una simple necesidad, un vicio. Pues definitivamente soy de las pocas personas que lo reconocen: "si no amo no soy persona, si no me aman intentaré serlo". Siempre será lo mismo. A todos nos gusta sentirnos especiales, a todos nos gusta sentirnos amados y a todos nos gusta hacer que otras personas se sientan amadas por nosotros. ¿O acaso es mentira?
Dicen que el chocolate es un buen método contra el mal de amores, yo, por el contrario, pienso que contra el mal de amores no hay mejor remedio que amar.
No dejará de ser una droga, una vez aprendes a amar, y a su vez, a ser amada, lo necesitas por sistema. Es una tontería no reconocerlo.
[amé, AMO, amaré]


martes, 11 de enero de 2011

Se acabó lo bueno.

Ya empezó de nuevo el instituto, ya dejamos atrás una año más. Ya empieza el estrés de los exámenes y se terminan las siestas después de comer. Pero todo lo bueno tiene un final y todo lo malo tiene un principio, ¿qué se le va a hacer? Lo mejor es ir hacia delante y no estancarse, otra cosa buena está por llegar.
La verdad es que odio madrugar, ¿y quién no? Lo único que me gusta del instituto son los lunes, ¿es raro verdad? Pues no deja de ser cierto, normalmente odio todos los días de entre semana excluyendo al lunes e incluyendo al viernes. Peliagudo.
Todo se hace muy cansino, yo opino, que si no fuera obligatorio asistir a las clases iríamos más contentos, ya que estamos asistiendo por voluntad propia. Y vosotros diréis: ¡Claro, claro, entonces nadie iría!... Pues no es así, yo sí asistiría. Las personas que no irían serían las de siempre: típicos mamarrachos que lo único que hacen es molestar, fumar en el recreo y no comportarse. Y se a de decir que por culpa de éstos cuatro (aunque son más) mamarrachos las puertas de los institutos quedan totalmente cerradas a no ser que tengas 18 años. ¿Es justo? Yo creo que no... Pues he escuchado mil veces como mis mayores cuentan cómo se iban al bar de enfrente en el recreo, cómo se perdían la última hora porque al día siguiente tenían un examen importante... Y muchas cosas más. La enseñanza a ido decayendo, y cada vez será más odiosa para los que estamos en ese sector.
Que hagan algo, ¿no creen? Pues afirmo que es ser humano hace más lo que se le prohíbe que lo que se le deja hacer.

lunes, 10 de enero de 2011

A partir de hoy...

¡Hola! Bueno, he de deciros que en éste blog escribo, cuento, pongo música, en fin... un poco de todo. El caso es que he echo otro blog exclusivamente de fotografías. En éste seguiré publicando como siempre y alguna que otra foto pondré, pero mi blog oficial de fotografías es el siguiente:
Pasaros, y si os gusta y tal me seguís... Y ya sabéis: si me sigues te sigo.

~ besos!

domingo, 9 de enero de 2011

Sin título predeterminado.

Pasa y pasa el tiempo, más despacio y menos lento. ¿Por qué razón estoy así? Con el insomnio atravesado. Pues sé lo que me diréis: ¿qué vamos a saber nosotros si ni siquiera lo sabes tú? Pues desgraciadamente estoy con vosotros.
Hoy escribo sin ganas, sin razón de ser. Pues no sé qué pensar, no sé qué coño sentir. Miro a la derecha y está él sonriéndome, susurrándome al oído un te quiero. Sin embargo miro a la izquierda y veo cosas volando, gritos, enfados y peleas... Sí, sí, ya sé que me vais a decir, que ignore lo que esté pasando a mi izquierda y me centre en la derecha pero no puedo... Los gritos de ésta izquierda no me dejan ir corriendo hacia la derecha... Es lioso y revoltoso, pero no deja de ser cierto.
Muchas veces digo que los momentos malos conllevan a momentos buenos... Y es cierto. Pero cuando estoy pasando un momento malo no veo todo negro, ni una pizca de color, y todo lo bueno tarda en llegar más de una eternidad... ¿Qué se le va a hacer? Hoy tocó ésto, quizás mañana toque tener agujetas en el contorno de la boca de tanto sonreir... Por ahora: insomnio de nuevo.

Y sin más dilación...


sábado, 8 de enero de 2011

Peor que un dolor de muelas.

Constante, intenso, duro, insoportable... ¿Y qué más decir? Llegó un punto en el que ya no soporto nada, lloraría y chillaría de rabia cada pocos segundos y es que, sin quererlo, lo necesito.
Dolor y necesidad están en la mis línea, si tú todavía no piensas así, lo pensarás no dentro de mucho.
¿Qué haríamos nosotros sin dolor? Nos cansaríamos de ser inmunes a cualquier defecto o razón.
Pensar que el dolor es una necesidad duele.
Duele ver como necesitamos ser malheridos por lo menos una vez, sino, ¿cómo lloraríamos? Llorar, lo necesitamos. Y es que nos quejamos por todo, por lo malo, por lo bueno porque no es del todo bueno... Nunca estaremos conformes con nada, eso duele, pero a la vez es coherente, si fuéramos conformes no evolucionaríamos.

viernes, 7 de enero de 2011

jueves, 6 de enero de 2011

miércoles, 5 de enero de 2011

Deja que el viento baile contigo.

Y sin remediarlo, lo sientes. Cada vez que se apaga, cada vez que se consume, cada vez que ya no hay nada... Sientes un vacío, ami también me pasa.
Me siento inútil al ver como todo desaparece sin más, me siento y veo como se derrumba y no hago nada, tampoco puedo. Pues aunque parezca raro no me importa el no hacer nada para evitarlo, simplemente me siento inútil.
Ya os podéis estar preguntando: ¿de qué va ésto? No va de nada, y a la vez, va de todo.
No quiero ser precisa, pues sé que me equivocaría. Solo escribo estas pequeñas líneas para deciros que ya me di cuenta de lo que debo hacer. Dejarme llevar. Veré como todo se desvanece, pero a la vez veré como algo nuevo empieza a crearse, empieza a crecer... Y así, sucesivamente.

martes, 4 de enero de 2011

Irremediable.

Insólito.

domingo, 2 de enero de 2011