mesiguen~

lunes, 20 de diciembre de 2010

Y todo termina.

Se termina la nata en el bote de ésta, se termina el tiempo, se termina el amor, se termina la amistad, se terminan los años. Y es que en realidad nada tubo de especial, es un año tras otro, con sus malos ratos y sus ratos maravillosos, pero pasó y todo terminará en nuestra memoria. ¿Para qué decir desde aquí a unos años "acontecimientos del 2010", si cuando pasen 20 años serán "acontecimientos de un año perdido"? Pues aunque digamos que el 2010 fue un año para recordar, en realidad fue como el año pasado, y el otro, y el otro... Y así sucesivamente. No es el año lo que importa, sino la intensidad que nuestra memoria aporta al guardar un recuerdo.
En todo caso, el fin de año se señaliza por las navidades y el año nuevo. No le encuentro sentido. En este tema hay miles de opiniones y pensamientos, pues cada uno tiene el derecho de creer lo que le venga en gana. Yo, por mi parte, sólo creo lo que veo.
En fin y para terminar... FELIZ NAVIDAD Y FELIZ AÑO NUEVO.

3 comentarios:

Teresa dijo...

me encanta lo que escribes! te sigo!
mua!

Lidia Sinmás dijo...

gracias :)

Humberto Dib dijo...

Hola, Lidia, llegué a tu blog por un contacto en común, me pareció muy bueno. Voy a seguirte.
Aprovecho la oportunidad para invitarte al mío.
Un saludo desde Argentina.
Humberto.

www.humbertodib.blogspot.com